Una Bodas Destino, más allá de un evento de celebridades, el estilo de boda que llegó para quedarse.

9 Aug

por: Carmen Laborin

Cuando pensamos en el concepto –muy novedoso por cierto- “Boda destino”, lo primero que viene a la mente es: viajar, desplazarse, arena y mar, cierto?. Por ello, los invito a recapacitar.

Veamos, adentrémonos un poco en el significado de estos conceptos por separado, la boda o matrimonio, se dice es: “un lazo… reconocido socialmente, ya sea por medio de disposiciones jurídicas o por la vía de los usos y costumbres… El matrimonio establece entre los cónyuges —y en muchos casos también entre las familias de origen de éstos— una serie de obligaciones y derechos… dependiendo de cada sociedad. Ahora veamos “DESTINO” y lo escribo con mayúsculas porque es una palabra también poderosísima; El DESTINO, es “el poder sobrenatural que, según se cree, guía las vidas de cualquier ser de forma necesaria y a menudo es fatal, es decir, inevitable o ineludible… El destino es un camino con distintas direcciones. Wow!!! Ahora me explico? Creo firmemente que el poder y la magia de este concepto debería ser reconsiderado, es decir una boda de tipo-destino, se enlaza definitivamente con algo que va mas allá a la selección de un lugar según el uso y costumbre convencional, y creo por tanto que las personas que deciden unirse para toda la vida en una celebración así tendrán mucho que festejar porque en efecto, dos almas no se cruzan por casualidad. Esta pareja resultado de una fuerza mucho más grande, que las personas que la componen tienen en el destino un aliado, ya que desde un punto de vista religioso y la definición de destino, “es un plan creado por Dios” y por ello, no pudiera ser modificado, para los griegos por otra parte el destino se llamaba “Ananké” y era una fuerza superior, no solo a los hombres sino incluso a los mismos dioses. En fin, qué bello es pensar que estando una pareja predestinada a encontrarse, amarse y casarse, también este predestinada a celebrarlo en un lugar igual de mágico, que será lo que sentara las bases para una relación solida y duradera, cuya comunión se atestigüe en un lugar más bien nuevo, para la mayoría de los presentes. Una boda destino puede estar tan cerca o no de casa como se quiera, pero lo que sí es seguro, es que se encontrara muy lejos de ser una boda ordinaria, como las hay tantas.

(Photo: www.elizabethmedinaphotography.com )

Lo primero que hay que destacar, es que aunque las bodas destino por románticas, convenientes y atractivas que resulten, NO SON PARA TODOS, y tal como evalúan concienzudamente las consideraciones para la compra de una casa, un coche, la planeación e un viaje, la solicitud de un crédito, etc., es que se debe de considerar esta opción, de manera seria y claro que con gran emoción, pero sin olvidad por un minuto 1. La personalidad de los novios, y con eso me refiero las cualidades y características de la novia y el novio de manera individual, seguido de la familia de la novia y luego la del novio (aunque las cosas han cambiado últimamente y las modernidad permita mayor flexibilidad en estos aspectos). Últimamente, se ha notado se reduce la participación de las familias en los gastos de la boda, una posibilidad es que la pareja es más independiente, el factor que la edad de los contrayentes va en aumento y mucho en la realización de segundas nupcias, porque sinceramente es la opción ideal para este tipo de unión.

Una importantísima tarea a la par de conocer si el temperamento y estilos de toma de decisiones de la pareja y agregados, permiten una boda de este tipo, es considerar a los afortunados invitados de la lista. No puedo evitar pensar que en este mundo global y enredado, nuestras amistades distan mucho de ser aquellas de la infancia, y bien, la realidad también es que pocos son los bolsillos que aguantan casa, coches, maestrías, boda para 500 invitados, y todo al mismo tiempo, así como pocos son los invitados a quien le interese asistir a su 50va. boda de la vida, o la decima del año, siendo Junio, para disfrutar otra cena de 3 tiempos en mesa redonda, vestidos de traje, visualización de un primer bailes de novios y baile sin control hasta que el maestro de ceremonias o la voz femenina del grupo cierre con: “thank-you-very-much”. Es momento de crear EXPERIENCIAS, no solo para los novios sino para los invitados, es momento de pensar en que es conveniente también para ellos, testigos importantes de la unión, hay que convidarles algo más que cena-baile. Ahora que recordamos la importancia de los invitados, la tarea consiste en conocer el status de esos invitados, es decir pensar en sus antecedentes y situación actual, y estimar lo mejor posible de esos invitados quienes deben/pueden asistir. Si vemos, una vez realizada esta tarea que resulta que hay más SI’s que NO’s, nos daremos por bien servidos, pensare que tenemos las de ganar, ya que de ahí en adelante todo se pone mejor y mejor.

Ahora que el panorama está más claro; es decir 1. Tienes una pareja amorosa, guapa y comprometida, que además se quiere casar, 2. Probablemente, tu ya no vivas con tus padres, o siquiera en la ciudad de dónde eres o bien que tu novio tampoco viva de donde es originario, 3. Algunos de tus amigos, radican en otras ciudades por cuestiones de trabajo, estudio, etc… 4. Tienes muchísimos contactos y compromisos sociales como para atenderlos todos… En el caso de haberte identificado con al menos 2 de los anteriores casos, me permito compartirte oficialmente que eres el prospecto ideal para la famosísima Boda-destino. Ahora los factores decisivos en la selección de una locación para tu boda son: la Facilidad de viaje, la locación/hotel y paquetes de Bodas, la fecha del año, el clima en tal fecha, las opciones de actividades relativas al destino (sitios arqueológicos, escena nocturna, golf, snorkeling, etc.) y muy importante, la disponibilidad de servicios de planner o consultor de boda en la locación, que por cierto son cada vez más y mejores.

(Photo: www.elizabethmedinaphotography.com )

Una vez escogida la locación ideal es ideal encontrarse con su otro yo, es decir buscar la de hada madrina, AKA wedding planner, quien se convertirá en su cómplice, abogada, estratega de negocios, decoradora, psicóloga y amiga por los siguientes meses antes de la boda, esta persona es indispensable y vale cada centavo en que convengan. Esta persona por dedicarse a esto de carrera logra una relación muy cercana con proveedores de TU BODA, y te invito a preguntarte, quienes crees que son VIP para estos proveedores, a una novia que probablemente los contrate una vez claro, o bien a una coordinadora que les trae negocio cada fin de semana? Bien acertaron, esta planner no solo tiene la ventaja de tener mejor respuesta y posibilidad de negociación con los prestadores de servicios, sino que tiene la tarea y la responsabilidad de encontrar para ti, lo mejor y nada más que lo mejor. Ella (o el) simplificara tu tarea, la selección de lo que tú quieres y deseas para TU gran día, gozan de una visión de la estética, el buen gusto y discernimiento que te será útil en todo momento, es capaz de traducir tus necesidades, deseos y sueños de infancia en una visión casi fotográfica de lo que será TU bobda. No escatimes en este servicio, es algo que recordaras para toda tu vida.

No lo puedo negar, me declaro una FAN de las Bodas Destino, simplemente son siempre más divertidas que las convencionales y el dinero gastado (in-ver-ti-do) tiene mucho más valor. De entrada sucede que en lugar de pagar por ver a tus amigos 8 horas, para abrazar, besar, cenar y bailar, los puedes tener por al menos 2 o 3 días, para hacer claro todo lo anterior y mas; actividades culturales, de aventura y sociales (perfecta excusa para una mini-vacación sin culpa), y no necesariamente tienen los novios que ser los patrocinadores de tan distinguido evento compuesto, aunque por otra parte siendo que invitas a tus familiares y amigos más cercanos, y el numero original siempre se reduce, tienes la capacidad de ofrecerles una mejor y más fina experiencia.

(Photo: www.elizabethmedinaphotography.com )

Tanta importancia ha tomado este segmento y a nivel nacional para los destinos del país, que incluso la máxima autoridad en turismo encargada de la promoción, el Consejo de Promoción Turística de Mexico, tiene un nuevo enfoque hacia bodas y ha dedicado un área dentro del segmento de Turismo de Reuniones, de manera que los extranjeros que están por casarse opten en su lugar por hacerlo en nuestro gran país, y así poderles compartir nuestros ritos y tradiciones, y claro está, mostrarles como se celebra la vida en Mexico. En el caso de playas, son Los Cabos, Acapulco, Puerto Vallarta, Cancun, Cozumel, Riviera Nayarit, Riviera Maya y en cuanto a destinos más bien históricos Oaxaca, Morelia, Merida, Puebla, Morelos, Guanajuato / San Miguel de Allende y Zacatecas, son los destinos prioritarios en la promoción del segmento y los cuales están representando y exponiéndose ya en varias plataformas especializadas de bodas, a través de figuras públicas, asociaciones, coordinadores de boda top en Estados Unidos y por supuesto con las novias potenciales mismas. Ha sido una grata sorpresa el saber que nuestros vecinos del norte reconocen y agradecen la oportunidad de considerar el gran valor que representa Mexico y sus creativos proveedores para su boda. Personalidades de la industria como Lisa Light, autora del libro “Destination Bride”, Colin Cowie “Lifestyle Celebrity”, quien tuvo su propio programa de TV “Everyday Elegance With Colin Cowie”, con 8 libros y el más reciente “Colin Cowie, Wedding Chic”, e incluso el famoso autor de también 6 libros y host de la serie “My Fair Wedding” -en su segunda temporada-, están enterados a través del CPTM, de lo que está sucediendo en Mexico a este respecto, y lo que representa como oportunidad para sus clientes y su auditorio. Este ultimo por cierto, nos compartió en reciente reunión que tan solo para 2011 tiene 2 bodas destino de norteamericanos programadas en Mexico, cuando al año por sus compromiso de televisión, presentaciones y libro, solo realizan un promedio de 10 bodas por año, bien Mexico!.

De cualquier manera, mas allá de ser una tendencia entre las celebridades, LA BODA-DESTINO debería de ser algo más que un grito de la moda, y creo que llego para quedarse, deberá eso si entenderse un poco mejor, renacer como una nueva tradición para las parejas de esta generación, que son tan peculiares como diversas y que finalmente buscan también una larga vida de alegría, amor y complicidad en pareja, mismos sueños que merecen una excitante aventura para celebrar tal unión. Creemos tradiciones de amor, compartamos la vida, descubramos el mundo, que la pareja es mucho más que un binomio, bendecido y atestiguado…

Puedo asegurar que todas y cada uno de nosotros, tenemos en la mente la boda destino: sin estrés, divertida, exótica, única, memorable y espectacular, solo que hasta hace poco no tenía nombre. Dejemos que ese gran sueño de dos vaya más allá, y atrevámonos a regalarnos esa boda que existe en los espacios más felices de nuestra imaginación, aquella llena de familia amigos, que se levantan por la mañana y leen juntos el periódico, que comentan historias de infancia, que juegan a ser adultos durante el día, que atardecen con un café, y luego se brindan al anochecer tantos y tantos deseos y unos cuantos antes de que termine la celebración se cumplen; la familia y los amigos que separados llegaron, vuelven siempre y sencillamente familia.

Y bien, al concluir este articulo, reanude mi búsqueda por un significado decente del concepto “Boda-Destino”, y encontré para mi sorpresa, una en idioma ingles de 1990 que dice que es: “una celebración de boda, en una locación exótica o de hoteles”, que para mí es lo mismo que no haber encontrado nada. Por esto y más, les invito a considerar para su matrimonio una celebración tan especial como lo es este tipo de bodas, “Las de Destino” y en un futuro no muy lejano podamos verlo impreso por ahí para la posteridad y como se merece con tanto fondo, como experiencias promete. Que esperan?.

Enhorabuena!

(Photo: www.focal74.com )

Carmen L.

Confesiones de una romántica, Viva el amor, y los festejos en torno a el.

(Sentada a cenar en un restaurant de esquina, rodeada a cada lado por dos parejas, cada una de no menos de 140 anos combinados, quienes todavía, se besan en la boca a su encuentro, y todavía, platican en la mesa frente al café… y todavía, pelean por cuanto dejar de propina, y al salir, uno le quita la silla mientras el otro le ofrece su brazo, y del otro lado, el bastón).

%d bloggers like this: